miércoles, 12 de diciembre de 2007

Varios puntos importantes...

· 22 Opiniones

Un saludo afectuoso a tod@s los amigos que visitan ChepeCentro, aunque admito que he tenido un poco abandonado el proyecto. Bueno, para contestar a varias de sus preguntas y comentarios, si, he estado medio ausente, pero las cosas van bien. Una serie de proyectos de vida, de trabajo y otras cosas me tienen con poco tiempo para el blog, pero estoy trabajando en un relanzamiento, cambiando un poco la imagen pero manteniendo la línea. No he abandonado el hobbie y de hecho tengo casi listos varios artículos más para publicar acerca de Chepe Centro y sus particularidades. En cuanto estemos listos (espero sea pronto) seguiremos adelante con los comentarios cortos de siempre. Tengo varios links para agregar, también comentarios de amigos, especialmente ticos fuera de Costa Rica que se sienten cercanos a nuestro país cuando leen esta colección de cosas cotidianas. Gracias por su apoyo. Finalmente, y otorgando el derecho de respuesta, quiero publicar el correo que recibí de parte del Sr Norman Moya, gerente de Grupo La Cueva con respecto a uno de los comentarios publicado meses atrás.
from Norman Moya Arrieta [normoyar@grupolacueva.com]
to info@chepecentro.com
date Dec 11, 2007 6:51 PM
subject La Cueva

Hola, FALLITAS. Su servidor, M.Sc. Norman Moya Arrieta, gerente general de Grupo LA CUEVA S.A., muy respetuosamente me permito enviarle este correo para referirme a sus crónicas de un peatón en San José (Chepe Centro), de fecha martes 10 de julio de 2007, sobre La Cueva. Comienzo por explicarle que muchas personas confunden nuestra Empresa con otros establecimientos similares, y dada nuestra buena reputación, con más de 37 años en el mercado, toda la calle 10, entre avenidas 1 y 3, es considerada o llamada “LA CUEVA”, por lo que se nos endosan muchas actividades o negocios de no muy buena reputación; en este orden de ideas, le informo que nuestra Compañía es líder en el área de las casas de empeño, pues otorgamos el mejor avalúo a las prendas de nuestros clientes y cobramos el interés más bajo del mercado, asimismo, vendemos artículos de segunda al mejor precio, que son precisamente aquellos rematados por no pago de los préstamos efectuados. Contamos con Oficinas Centrales en San José (calle 10, avenidas 1 y 3, diagonal esquina suroeste del Mercado Borbón), Sucursal en Desamparados (500 metros sur de la Clínica Marcial Fallas) y Guadalupe (diagonal esquina noreste de la Iglesia Católica); todas ellas funcionan a Derecho, con patente municipal y declaraciones de renta, otorgando factura timbrada y los documentos de Ley. Finalizo diciéndole que NO empeñamos ni vendemos radios de carro ni sus carátulas, como tampoco teléfonos celulares, MUCHO MENOS, artículos robados ni de dudosa procedencia. Lo invito a visitarnos para que se INFORME real y correctamente, rogándole que NO escriba falsedades como lo referente a mi Patrocinada, es más, si existe profesionalismo y buena intención en sus comentarios escritos en este blog o medio, acepte nuestra invitación, conozca, verifique y luego saque sus propias conclusiones y, si no es mucho pedirle al peatón escritor, le requiero una disculpa, o al menos, una aclaración, pues está mancillando injusta y falsamente el nombre de una Empresa, orgullosamente nacional y que presta un servicio a la clase más necesitada de este País, de la cual dependen más de setenta familias. La Gerencia a mi cargo está en Oficinas Centrales y nuestro teléfono es el 223-22-39. GRACIAS!
Una vez publicada esta aclaración, como siempre, la opinión la tienen ustedes, queridos lectores.

Saludos cordiales!

PD. La foto corresponde a la esquina sureste del Parque de La Merced, al final de la tarde de cualquier día entre semana.

jueves, 11 de octubre de 2007

Lo que nos dejó el Referéndum

· 20 Opiniones

El pasado domingo 7 de octubre nuestro país celebró por primera vez un proceso histórico de participación ciudadana en decisiones trascendentales. Aunque algunos o bastantes conocen mi posición al respecto, este blog mantuvo en todo momento su posición y tendencia neutral. No obstante una vez finalizado este proceso, volvamos nuestra vista hacia un aspecto que al parecer pasa desapercibido por nuestra gente.

Si tuvieron la oportunidad de pasar por las zonas aledañas a las muchas escuelas y colegios, las cantidades de gente eran sorprendentes, y había también muchos tratando de convencer a los indecisos de última hora. Otros tantos repartían propaganda, boletines, afiches, banderas, viseras, adhesivos y mil cosas más. Y había también que alimentar a la gran tropa de gente que de un lado o del otro aportaban su granito de arena. Transportes, guías, peloteros apuntados, etc.

El lunes 8 amanecimos con un resultado prácticamente irreversible, unos alegres, otros decepcionados, pero así es la democracia. Lo que muchos tal vez no hayan visto, fueron las toneladas de basura que amanecieron en las calles, cantidades increíbles, como cuando la Romería deja evidencia de su paso por San Pedro, Curridabat y Tres Ríos.

También tenemos nuestros postes, paredes, basureros y muchas otras superficies debidamente tapizadas con papeles y propaganda. Lindo detalle haber empapelado los "mupis" y los basureros y faroles de la Avenida Central.

Y cómo dejar por fuera la incontable cantidad de paredes rayadas y pintadas con spray con consignas políticas. Quisiera saber si con el mismo entusiasmo con que las fueron a rayar van a ir a limpiarlas o a dejarlas como estaban.

Lamentablemente, como parte de nuestra propia (in)cultura, las cosas se van a quedar así, hasta que municipios o propietarios decidan revertir estos negativos efectos que nos dejó el mentado y sonado "día R".

Saludos cordiales.


lunes, 8 de octubre de 2007

Comunidad Blogger Costarricense de Duelo

· 4 Opiniones

Hoy como casi toda la comunidad Blogger de Costa Rica me uno al duelo por la pérdida de nuestro compañero y amigo Alejandro Trejos, cuya hija Natalia falleció el pasado domingo en un terrible e injusto accidente de tránsito.
Hay un vacío enorme y miles de preguntas sobre el por qué suceden estas cosas, pero aunque no existan respuestas, confiamos en que Dios dará paz a su corazón y al de toda su familia.
Solidaridad en este momento difícil.


De regreso al Centro de Chepe

· 6 Opiniones


Un saludo cordial a todos(as) mis estimados(as) lectores(as).
Luego de un par de semanas trabajo y de calma, las aguas (literalmente) han regresado a su cauce, y la vida regresa, en la medida de lo posible a la normalidad.
Agradezco a nombre mío y de mi familia todos los mensajes y muestras de apoyo que me han brindado. De verdad es importante saber que se cuenta, aunque sea en apoyo moral, con tantas personas.
En mi familia ya estamos un poco más tranquilos, o mejor dicho, bastante más tranquilos. La lucha recién inicia para volver a estar como antes o mejor, pero con fé y esfuerzo lo podremos lograr.
Gracias una vez más por su apoyo, por su paciencia y especialmente por sus visitas a este blog que publico con los recursos de mi gusto por compartir con ustedes parte de las experiencias que todos vivimos alguna vez en Chepe Centro.


* Foto del Lago de la Sabana. Al fondo se puede apreciar el edificio del ICE.

sábado, 22 de septiembre de 2007

Pequeño anuncio

· 17 Opiniones

A mis estimables lectores les comunico que por razones personales y de peso, y una situación difícil que afecta en este momento a toda mi familia, tendré que dejar el blog por un tiempo para concentrar todas mis fuerzas en ayudar a quienes más me necesitan ahora..
El pasado miércoles 19 de setiembre el río Cañas que pasa por varias comunidades del sur de San José se desbordó causando muchos daños materiales.
Entre todas las familias afectadas, hay tres, que incluyen a mi madre y hermanos y dos tíos más quienes perdieron sus casas y casi todo lo que había en ellas.
Es un momento en realidad difícil para nosotros, y aunque hay muchas interrogantes aún, tenemos fe en Dios de que de alguna forma lograremos salir adelante en esta adversidad.
Para aquellos de ustedes que crean en Dios, aún si tienen tiempo sin hablarle, o no tienen fe, les agradecemos sus oraciones para que el Señor nos tienda una mano.

Saludos

Mauricio Fallas


lunes, 17 de septiembre de 2007

Hora Pico

· 3 Opiniones


5 de la tarde... hora en que para el 80% de los empleados, públicos o privados, llega ese momento esperado de salir del brete y tomar rumbo (usualmente) a sus casas.
La parte con la que no contábamos, es que esas 8 horas anteriores eran solamente el preámbulo de la hora que sigue, que es quizá la más estresante del día. La hora de atravesar y/o salir de Chepe Centro!

Si como yo, va usted en bus, la verdad absoluta es que no puede hacer absolutamente nada, más que pedirle a Dios que pueda ir sentado(a), que el bus no se convierta en sauna, y que no vaya hasta la madre de gente. En hora pico es muy raro que usted logre 3 de 3 con estas variables.
Una vez abordado el colectivo, ármese de paciencia. Un radiecito, un walkman, lo que sea, que tenga audífonos, sirve para abstraerse aunque sea un poco. Si es bien fino y tiene un iPod o algo así, no sea tan polo(a) de sacarlo como para que todo el mundo lo vea.
Dependiendo de un montón de variables de entorno, podría incluso dormirse. No sé, cosas que van desde asientos aceptablemente cómodos, que no vaya alguien con muy mala pinta sentado a su lado, que la calle no esté llena de huecos (casi imposible), que el chofer sepa manejar decentemente y no vaya frenando de golpe cada 30 segundos... en fin, de verdad es una lista larga de variables. Ustedes agreguen las demás.
En resumen: paciencia! No puede deshacer la presa, no puede apurar al chofer por más ineficiente que sea, no puede bajarse e irse caminando... o bueno, en algunos casos sí. Pero lo más práctico y conveniente es quedarse tranquilo y esperar. Algún día a alguna hora llegará.

Ahora que, si es usted el orgulloso(a) dueño(a) de un carro, y trabaja en los alrededores de la ciudad, quizá tenga la opción de buscar una ruta alterna para ver cómo evita la pega del centro. Si por alguna razón tiene que pasar por pleno chepe, ármese de paciencia, y si bretea en el puro centro, mis condolencias, por tener que caminar por nuestras maravillosas aceras, ojalá debajo de un aguacero y exponiéndose a un cadenazo, hasta llegar al parqueo donde sólo pide al cielo que no le hayan rayado o golpeado la nave, y que no haya un hijuep... que le dejara el carro prensado por parquearse mal.
Una vez que sale del parqueo, recorrerá calles y avenidas, y semáforos que por algún maligno conjuro, aunque están en verde, no hacen que la fila avance. Cuando los minutos transcurran, el calor aumente, la radio grite anuncios monótonos, y el monóxido de carbono inunde sus vías respiratorias, empezará a pensar en todas las rutas alternas que pudo haber tomado antes de darse cuenta que la que eligió después de todo no era la mejor.
Pero no se le ocurra cambiarse hacia esa otra ruta que parece tan buena idea! Es muy probable que otras 250 personas piensen lo mismo que usted y cada uno de sus carros se dirija a esa misma dirección. Y si está en una fila que no avanza y la de la par parece moverse más rápido, tampoco se cambie. La Ley de Murphy dice que en el momento en que usted se cambie de carril, el que acaba de abandonar empezará a moverse.
Mejor siga el plan original, intente no estresarse, y eventualmente logrará salir de donde está, habiendo perdido sólamente 1/4 de tanque y una hora y resto de su vida! (*)




(*) Aplica de lunes a viernes, para el centro de San José o ciudades aledañas. El tiempo de una hora es aproximado, en realidad puede ser mucho mayor!


lunes, 10 de septiembre de 2007

Chepe + Aguaceros = Agüevazón

· 7 Opiniones

Ya anteriormente me había referido a las peripecias de ser un peatón en nuestra bella ciudad durante la temporada lluviosa, cuando hablé del servicio de sauna en los buses.
Pero gracias a las nada escuetas lluvias de las últimas dos semanas, volví a recordar esas tardes citadinas cuando hay que llegar desde un punto A hasta un punto B, y la cantidad de agua que nos cae del cielo es sencillamente digna de una reproducción a escala del diluvio universal varios miles de años atrás.
Y es que Chepe Centro es una locura cuando se vienen los baldazos en serio. No sólamente dentro del transporte colectivo (porque de público no tiene nada), sino en plena calle, con las enormes presas que se arman.
Yo sé que cuando llueve se debe manejar con más precaución, pero no comprendo por qué razón cuando se nos vienen encima las precipitaciones, todo mundo tiene que estresarse dentro de sus carros y manejar como viejitas de 80 años, y guindados del pito como si trataran de descargar sobre la bocina toda la fuerza que quisieran y no pueden meterle al acelerador.
Pero eso es lo más insignificante.
Días atrás salí del brete temprano, como a las 3:30 de la tarde, y llegando a Chepe se soltó la doña de los frescos. Empezó a llover cuando mi bus iba por pleno Paseo Colón, y a partir de ahí la cosa se puso fea. A las 4:30 me bajé de la lata cerca de la Iglesia de La Merced, cuando lo esperable hubiera sido llegar ahí a las 4:00pm.
Los 3 metros que tuve que cruzar desde la puerta del bus hasta la seguridad del techo de cualquier local comercial fueron suficientes para darme cuenta de que mi humilde paraguas no iba a ser suficiente para resguardarme de aquel montón de agua. Si para ese momento a partir de la acera el caudal del caño hacia la calle podía llegar a 1 metro de ancho, tal vez más.
La decisión meditada fue esperar. Usualmente cuando llueve tan fuerte, el aguacero no dura más de 15 minutos.
Cuando ya habían pasado 30 minutos, y la cosa no paraba, decidí buscar otra solución. Tenía que llegar hasta el edificio de la CCSS, y no iba a caminar, ya que sencillamente no se podía.
Un bus de Barrio México me ofrecía la solución por tan sólo 80 colones. La idea fue regular.
El paso de la acera al bus fue lo que me faltaba del paso anterior para quedar lo suficientemente mojado para contribuir con el vapor dentro del bus. En tan sólo 25 minutos llegamos a la Caja (ojo que eran apenas 800 metros, eso nos da una velocidad de menos de 2kmh en promedio). El nivel de estrés ya era suficiente con tener los pies empapados por cruzar el río que había a ambos lados de la avenida 2da, los hombros y piernas también. Los vendedores ambulantes hacen el negocio con los incautos que olvidaron o perdieron su paraguas, y les venden paraguas y sombrillas a mil. Yo tengo dos en casa, y me dió cólera darme cuenta después que el mismo paraguas se consigue en 5 tejas en las importadoras chinas, pero por lo menos ayudé a dos personas a ganarse parte del sueldillo ese día.
Para peores, era el cumpleaños de mi esposa, y teníamos planeado salir a cenar. De hecho me había tomado la molestia de reservar en un bonito restaurante y toda la vara.
La idea era estar ahí a las 7:00, por lo mismo salí temprano del brete.
Como a las 6:00pm apenas iba abordando el bus que me llevaría a casa, y ya empezaba a sospechar que las cosas del todo no saldrían como las había planeado.
Una hora depués el bus apenas había logrado llegar desde Chepe Centro hasta Los Yoses. Mi celular sonó... "le llamamos del restaurante xyz, con respecto a una reservación a su nombre...". "Cancele mi reservación, no voy a poder llegar en por lo menos hora y media o dos".

Para no alargar la historia, llegué a casa después de las 8 de la noche, todavía llovía en puta, y mi esposa y yo terminamos ordenando una pizza.
Cuando llegó el mae en la moto a dejar la pizza me dijo: "Juepuña mi amigo, cómo ha llovido, ¿verdad?"
Ni les cuento lo que me dieron ganas de responderle.


domingo, 9 de septiembre de 2007

Acerca de las Aceras en Chepe

· 1 Opiniones

Bueno, por un montón de razones que no vale la pena ni mencionar, durante las dos últimas semanas he tenido abandonado el blog, pero les agradezco a tod@s sus visitas y especialmente sus comentarios.
Con respecto al tema de las aceras que ha generado un montón de reacciones, entre ellas ideas y sugerencias, y hasta información de gran importancia y utilidad, hace algunos días casualmente la Municipalidad de San José estuvo trabajando en el mejoramiento de algunas, utilizando adoquines que se supone que deberían durar más, y en efecto existe un plan de mejoramiento para las que se encuentran en áreas sobre las cuáles la MSJ tiene responsabilidad. Aún así, la Muni repara otras que en realidad no le corresponden, pero es parte del plan de embellecimiento del casco central, bien conocido como Chepe Centro.
En teoría si usted tiene un local comercial en el centro (o en cualquier lugar) usted debería ser responsable de mantener las aceras en buen estado. Si no lo hace, yo puedo ir y denunciarlo y la MSJ tiene la obligación de llamarle la atención para que usted la repare. Otra opción es que la Municipalidad la repare y le cobre el costo a usted en su recibo de impuestos municipales de ese trimestre. También la municipalidad debe tener inspectores que regulen esto.
Pero desde luego, esto es en el papel, en la teoría. En la práctica las cosas no suelen ser tan eficientes, pero eso no le quita a usted el derecho como ciudadano de presentar la denuncia.

Adicionalmente, gran parte de las aceras en Chepe fueron arregladas y/o ampliadas meses atrás con el proyecto del cableado subterraneo, del cuál hablaremos más adelante.

De momento esperemos que logren arreglar las que faltan, especialmente las que no se encuentran en los sectores más céntricos pero que son igual de transitadas, y sí, en medio de todo estamos mejor que algunos lugares como Heredia Centro, donde en algunas partes no hay acera del todo.

Gracias por seguirnos visitando, sus visitas me motivan a dedicarle su ratillo a este blog de vez en cuando.

PD. Y felicidades al ñiño y la niña que todos llevamos dentro.

Saludos!


lunes, 27 de agosto de 2007

Y por aquí caminamos usted y yo...

· 18 Opiniones

Cuando usted y yo andamos por las calles de Chepe Centro, tenemos dos opciones: Nos vamos como gente civilizada por las aceras, o nos tiramos a la calle en medio de los carros. Después de todo, cualquiera sabe que en Chepe las calles son en todo lado de dos carriles, y que uno de esos dos carriles es para carros que están parqueados o para buses haciendo parada, y el carril que queda es para la presa, por lo que como los carros avanzan despacio, podemos ir tranquilamente por media calle. No se recomienda esta práctica en absoluto, pero como decía mi abuelo, usted se la juega y sabe lo que hace!

Pero cuando la acera en sí es una amenaza, ahí sí que no hay excusa y tirarse a media calle es la única alternativa!
Si bien corresponde al dueño de una propiedad mantener la acera frente a la misma en buen estado, es obligación del gobierno local, en este caso la municipalidad, velar por que esto se cumpla.
Pero como en nuestra querida Tiquicia es más fácil pegarse los chances dos viernes seguidos, que ver a las municipalidades hacer su trabajo, y no arreglan ni siquiera los huecos en las calles (con el impuesto a los combustibles, marchamos, etc), de momento seguiremos tropezándonos, cayéndonos, caminando por la calle, o viendo estos hermosos cráteres peatonales llenarse de agua cuando llueve para despues meter la pata y llegar a la choza con un pie empapado y el otro seco.
¡Que agüevazón!


jueves, 23 de agosto de 2007

El que espera, desespera

· 8 Opiniones

Así reza una vieja frase, que me gusta aplicar a ciertos momentos en que una espera, que debería ser de rutina, se torna insoportable.
Hoy por la mañana me tocó soportar una de esas insoportables y amargas experiencias de ver y sentir el tiempo avanzar y avanzar y avanzar y sentirme atado al mundo. La ira y la impotencia son de esos sentimientos que a veces te quieren ganar.
Salí de mi casa, como tantas mañanas, con ese calor insoportable que hace últimamente en las primeras horas del día. Tan solo en el trayecto de 500 metros desde mi casa a la parada de autobuses ya iba derritiéndome.
Pero esa no era la peor parte.
Al llegar a la parada de buses (que no es la terminal principal, es una parada a medio camino) habían unas 20 personas esperando el bus. La lógica dice que si hay tanta gente, hace rato no pasa un bus y ahorita debería llegar. Pero la lógica puede equivocarse. Luego de 5 minutos en la parada ya eramos unas 30 personas y no pasaba un bus.
Cuando por fin apareció una lata en el horizonte, venía un toque rápido. Tanto que con costos pudimos ver que venía hasta las orejas y desde luego no le dio la gana parar.
Así pasaron otros 2 buses, y yo 15 minutos en la parada.
Cuando por fin llegó uno (que ya traía gente de pie) tenía que ser justamente el que no me servía a mi. A como pudieron, se montó todo mundo al bus y me quedé solo como un perro esperando la hora en que le diera la gana pasar a un hij... bus.
Al final si llegó el bus. Pude tomarlo para llegar al brete, caluroso, sudando, malhumorado, habiéndome acordado de la mamá de unos 10 choferes, de varios empresarios de buses, y de esos momentos en que de verdad me hierve la sangre por no tener un carro, moto o auque sea patineta!
Habían pasado 30 minutos.



viernes, 17 de agosto de 2007

Necesidades Básicas

· 20 Opiniones

A todos nos ha pasado. Estamos en la plenitud de Chepe Centro, en nuestros propios asuntos, y PUM! La naturaleza llama! Y es que como aconseja el viejo dicho... Si tienes que ir... tienes que ir!
Ahora el dilema... ¿¿¿¡¡¡DONDE!!!???
Alguna gente opta por meterse al baño de algun restaurante de comidas rápidas, pero hay varios inconvenientes, como que en algunos lugares le piden el tiquete de compra para verificar que usted de verdad está consumiendo en el restaurante, o bien, que el "aseo" de estos lugares de verdad deja mucho qué desear, tanto que a veces hasta se quitan las ganas, o la gente prefiere aguantarse.

Pero no se desanime! En pleno corazón de la capital existe una opción!

Bajando por la Avenida Central, a solo dos cuadras de la Plaza de la Cultura, está el centro comercial Pasaje Plaza Avenida. Este lugar que cuenta con varios cafés, restaurantes, Internet, y tienditas varias de todo tipo de cosas, tiene baños públicos, y bastante decentes por cierto.

Eso si... como dice el dicho... no hay almuerzo gratis! En este caso, no hay necesidad fisiológica gratis! Hacer del número 1 o del número 2 le va a costar teja y media, cifra que yo personalmente no encuentro exorbitante, a cambio de un lugar limpio, donde usted tranquilamente deja que la naturaleza haga lo suyo.

Preguntándole al encargado, bastante gente llega todos los días, y los 150 colones van sumando y sumando, lo suficiente para mantener el lugar. Las ganancias se invierten en aseo, agua, jabón, iluminación, papel higiénico y otros suministros. También venden crema dental, cepillos de dientes y toallas femeninas.

No es una mala opción, si anda por pleno Chepe, y las ganas están a punto de ganarle!


martes, 14 de agosto de 2007

Thinking Blogger Award

· 5 Opiniones

Bueno, al parecer acá en Chepe Centro no hacemos las cosas tan mal. Nuestro amigo Julio del blog "What the hell???!!!" nos ha premiado con el Thinkig Blogger Award o Premio al Blogger Pensante, pues parece que Chepe Centro le hace pensar.
Qué bien que haya gente a la que le agrada este espacio y que viene de vez en cuando a visitarnos, y mejor aún, que les haga pensar!
Se supone que a la hora de recibir estos galardones, el premiado debe a su vez premiar 5 blogs que le hagan pensar. Entre muchos blogs buenos que suelo leer, es difícil decidir, pero estos son cinco de los que más me gustan:

San José Posible: Nuestro blog hermano de mi amiga Maluigi. Otra buena perspectiva de nuestra ciudad capital. Incluye muchas buenas fotos, textos e información. Excelente blog!
TicoBlog Libertad: Rigo nos comenta sus puntos de vista desde una perspectiva libertaria. Tiene muchas reflexiones muy buenas. Unos de los que más me agrada visitar!
El Cuarto Desordenado: Vallo Mora nos relata de todo un poco. Sus comentarios son agradables y entretenidos. Recomiendo mucho sus posts de comentarios cortos!
El Infierno en Costa Rica: Yo se que a este ya lo premiaron, pero es uno de esos blogs que no se puede pasar por alto. El Chamuko tiene un estilo ácido, 100% tico, para denunciar la corrupción y chanchullos que hay en nuestro país. Mis respetos!
Y por último, pero no menos importante...
Manda Güevo: Creo que también ya fue nominado, pero no me importa. En este blog de política, al mejor estilo tico, se hace chota, y vemos que la política también se puede ver con humor!

Mis respetos a todos!

lunes, 6 de agosto de 2007

El Mall Borbón

· 14 Opiniones

Ubicado en Avenida 3, Calle 8, famoso y reconocido, aunque usualmente opacado por sus hermanos, el Central y la Coca Cola, y por la mala fama de inseguro, el Mercado Borbón es definitivamente un sitio particular.
Y lo curioso es que a diferencia del Mercado Central en este no se venden artesanías, ni es sitio turístico de interés. Aquí (y en sus alrededores) hay otro tipo de tiendas. Gran cantidad de ventas de frutas y verduras, compra/ventas, vendedores ambulantes y carnicerías, de esas al estilo de antes donde las carnes no están empacadas ni en una cámara de enfriamiento, sino que cuelgan de simples ganchos en el techo, paredes o mostrador.


¿Por qué lo visita la gente? Fácil: precios bajos. Al no pagar un local con aire acondicionado o grandes cámaras y otro montón de cosas, los vendedores pueden darse el lujo de trasladar este ahorro a sus clientes.
De las nuevas generaciones, muchos no saben que existe ni donde queda. Otros asocian en nombre con zona peligrosa de la ciudad, y es que ciertamente la zona abunda en maleantes e indigentes. No es precisamente el sector modelo de Chepe Centro.
Pero si alguna vez desea darse una vuelta y llevar por lo menos frutas y verduras a precios verdaderamente ridículos, la mayoría de los vendedores lo van a tratar bien, y sabrá (o recordará) cómo compraban nuestros abuelos.



martes, 31 de julio de 2007

Barrendero en Chepe

· 9 Opiniones

Hace algunos días hablábamos acerca del problema de la basura, y cómo esta se ha convertido en parte del paisaje cotidiano de Chepe Centro. Pero no se puede pasar por alto que por más gente cochina que abunde en la ciudad, si no fuera por los esfuerzos de gente que pasa desapercibida, y que usualmente son menospreciados, lo que a veces vemos en Chepe sería hasta o 20 veces mayor.

A estos héroes anónimos se les ha rendido un tributo. La escultura llamada "Barrendero Municipal", del artista nacional Edgar Zúñiga, ubicada en el Parque Central. Un pequeño homenaje a quienes nos regalan un paisaje urbano más limpio.

Y no son pocas las anécdotas que cuentan de esta escultura. Los barrenderos de Chepe le tienen cariño, y le dan mantenimiento de vez en cuando para quitarle tierra, polvo, excrementos de paloma y cualquier cosa que pueda deslucirla. También muchos pasan por ahí antes de iniciar su jornada diaria a darle una palmada en el hombro. Dicen que les traerá buena suerte en el día.

Otros dicen que está breteando todo el día porque la doña del hombre es muy brava. Al preguntar por "la señora del barrendero" nos dimos cuenta que es ni más ni menos que La Chola, que lo está esperando a dos cuadras de ahí en plena avenida central.

Y justamente en estos días andando por la cuidad pude ver al barrendero, camuflado en otra zona de Chepe, allá por avenida 6. Sin su traje de bronce, pero exactamente con el mismo porte que lo caracteriza.
Si no es él, por lo menos es el modelo que lo inspiró.

Un saludo a nuestros barrenderos, y toda la gente que aporta un poco para que Chepe Centro sea un lugar un poco mejor.


sábado, 21 de julio de 2007

Todavía existe gente solidaria

· 12 Opiniones

El miércoles pasado por la mañana en mi viaje rumbo al trabajo sucedió uno de esos acontecimientos que no se pueden pasar por alto.
Venía en el bus hacia Chepe Centro. El bus venía repleto y yo iba de pie en el centro del bus.
De pronto a uno de los pasajeros, un señor de mediana edad le dio un ataque de epilepsia. Para quien sabe lo que es eso, es bastante impactante, y la persona que padece de esto sufre mucho.
Algunas de las personas lo que hicieron fue retirarse para darle espacio al señor. Otros dos muchachos y yo intentamos sostenerlo para que no se golpeara, y otra muchacha llamó al 911 para preguntar qué podíamos hacer.
Para ese momento ya el bus se había detenido.
Más o menos 5 minutos después el señor se había estabilizado, y empezaba a recobrar la conciencia. Por recomendación del 911 empezamos a pedirle algunos datos para verificar que estuviera lúcido.
Tiene 46 años, no tiene familia, y padece epilepsia. Llevaba consigo una receta para su medicamento, pero la CCSS no tiene y lleva 1 mes sin la medicina que le ayuda a controlar su padecimiento. Su única salida es comprarlo por su cuenta, pero no tiene dinero.
¿Cuánto cuesta el bienestar de una persona? Ocho mil colones la caja para un mes (poco menos de $16). El Seguro Social no tiene el medicamento, y tampoco le da el dinero para que él lo compre.
El señor también nos contó que llevaba 2 días sin comer, ahorrando para comprar la medicina. Una muchacha abrió su bolso y le dio un jugo y unas galletas, su propio desayuno, para ayudarle a estabilizarse.
Yo no lo sabía, pero el malestar que queda después de uno de esos ataques es terrible. Fuerte dolor de cabeza, mareos, desorientación.
Para cuando el bus arrancó, entre todos los pasajeros que ibamos recolectamos los 8mil colones para la medicina, y dos muchachos se ofrecieron a acompañarlo a comprar la medicina y llevarlo a comer algo.

Al relatar esta anécdota me siento bien de pensar que, como dice mi amiga Marie, ¡aún no estamos fritos! Todavía queda gente solidaria y personas que están dispuestas a ayudar.

Desde acá un agradecimiento a todos los anónimos que de una u otra forma ayudaron.

Saludos.

lunes, 16 de julio de 2007

Accidentes y las eternas presas

· 7 Opiniones

Faltaban pocos minutos para las 5 de la tarde del pasado viernes 6 de julio. Iba yo en bus saliendo de la autopista Próspero Fernández (Santa Ana - San José) por Sabana Sur cuando en sentido oeste-este nos pasó el tren interurbano con su ruidoso pito que se escucha a 200 metros. De pronto la corneta del tren como que se quedó pegada y el tren se detuvo más o menos 150 metros más adelante.
Inició el calvario de la presa.
"Algo pasó allá adelante" decía alguna gente. Como buenos ticos nos asomamos por la ventana, y en efecto, el tren se había detenido en la intersección donde esta la librería Universal de la Sabana, y un gran grupo de gente se aglomeraba alrededor.
Pasaron casi 10 minutos sin que el bus en el que yo viajaba se moviera ni un metro, y se escuchaban sirenas que llegaban. Luego la fila empezó a avanzar lentamente. 5 minutos después nos dimos cuenta de que mientras el tren venía "a toda máquina"(o a lo que da ese gajo) un carrito azul creyó que le podía ganar, se le atravesó, y la maquinota lo arastró como 30 metros antes de detenerse.
Afortunadamente no hubo víctimas. La única persona que iba en el vehículo era quien lo conducía, y el golpe fue en el costado derecho, por lo que no fue más que un gran susto (y qué clase de susto).
Pero toda esta crónica de sucesos no pretende emular a ninguno de nuestros diarios o noticieros nacionales, sino demostrar otro de esos rasgos propios del tico.
El accidente cerró el paso para la gente que viajaba por Sabana Sur hacia Chepe Centro, pero no para los que viajabamos por la pista, cuyo paso estaba despejado. Los 25 minutos de retraso desde el momento del accidente hasta que el bus ingresó en la avenida 10 fueron a causa de los curiosos que se quedaban "chepeando" el accidente y pasaban despacio a ver qué había pasado.
Por eso dicen que aquí en Tiquicia los accidentes generan presas de "dos vías": en una los que ven detrás del choque que quedan atrapados, y en el otro sentido los que se quieren echar el vinazo y pasan despacio por el carril contrario.

martes, 10 de julio de 2007

La Cueva

· 11 Opiniones

Si alguna vez le han tachado el carro y le han robado el radio, podría casi jurar que por lo menos una persona le dijo: "Vaya búsquelo a La Cueva".
Esta casa de empeño y compra/venta se ha vuelto ya toda una leyenda, que casi roza los límites de leyenda urbana. Es probablemente la casa de empeño más famosa de todo Chepe Centro, y punto de referencia en conversaciones. Todos hemos escuchado la famosa historia del chavalo al que le robaron el radio del carro, y cuando fue a La Cueva a buscar uno barato, le vendieron su propio radio. Es ese tipo de historia que le sucedió al amigo de un amigo.
Pero si es cuerto que si usted se da una vuelta por la famosa Cueva, ahí puede encontrar casi cualquier cosa que se le ocurra. Electrodomésticos, celulares, Ipods, instrumentos musicales, cámaras digitales, relojes, herramientas, y sí, tienen una especialidad en radios para carro y carátulas para radio.
Hay detalles curiosos. Si bien se supone que este tipo de lugares sólo le compran o empeñan su artículo contra cédula y presentando la factura original, es curiosa la cantidad de celulares, relojes, cámaras y artículos pequeños, que justamente es lo que más roban en Chepe. Y me llama mucho la atención la cantidad de gente que va a empeñar sólo la carátula de su radio, o bien sólo el radio sin carátula.
Bueno, para que lo tome en cuenta, ellos aseguran que no compran artículos robados.
De todas maneras, si alguna vez le roban el radio del carro o la carátula, puede que aquí encuentre un repuesto "igualito".


viernes, 6 de julio de 2007

Coma Caca

· 15 Opiniones

No, no trato de faltarle el respeto a mis amables visitantes, sino comentar otra de las realidades de nuestra urbana ciudad, Chepe Centro. Si han tenido la oportunidad de pasar, especialmente por las mañanas, por algunas de las esquinas estratégicas (Plaza de las Garantías Sociales, Edificio de la CCSS, Edificio de Correos, Calle 8 Avenida 2, Parque Central, y muchas otras) probablemente haya visto a estas personas vendiendo su "pan casero" también conocido como "Cosa de Horno".
No tengo idea de que está hecha esta "cosa" ni como sabe, y honestamente no pienso averiguarlo. Ha sido ya comprobado que estas personas venden sus "productos artesanales" sin ningún tipo de permiso o control de salud, ni idea de dónde o cómo y en qué condiciones se prepara y se transporta, sazonado con humo de carros, y si esto no le termina de dar una idea, tome en cuenta que con la mano que le reciben la plata le agarran su comida.
De hecho días atrás, un conocido diario publicó una nota donde nos cuentan que algunas personas almacenaban sus productos (esos que la gente les compra y se come) en un servicio sanitario de un hotel. Si con esto a usted no le ha terminado de dar asco, a mí sí.
Y no tengo nada contra las personas que se ganan la vida de esta forma, pero sí contra aquellos(as) que atentan contra la salud de otros vendiendo productos para consumo humano que no tienen las mínimas condiciones de salud e higiene.
Pero también están los otros culpables, o mejor dicho, los principales o únicos, la gente que les compra. Si nadie comprara este tipo de comidas callejeras, esta gente no estaría ahí, de modo que los mismos peatones que no se cuidan son quienes propician toda esta situación.
Mi consejo, no coma caca. Estos alimentos pueden, y muy probablemente estén contaminados de mil cosas que ni me quiero imaginar. Cuide su salud, y de paso ayúdenos a erradicar a esta gente del paisaje capitalino, y hacer de Chepe Centro un mejor Chepe.
Saludos y feliz fin de semana!


lunes, 2 de julio de 2007

Basura, parte del paisaje

· 11 Opiniones

Algunas veces parece que sencillamente obviamos aquello que no queremos ver. Otras, quizá es más fácil ignorar, o pensar que es problema de alguien más, y si bien el asunto no alcanza los niveles críticos en Chepe Centro como ha llegado a suceder, por ejemplo, en Tibás, el asunto de la basura SI es problema de todos.
Es posible que para usted, como para mi, San José sea solamente una ciudad de paso, y usted no se vaya a traer (especialmente en bus) la bolsa de basura de su casa y tirarla a la orilla de una acera. Pero muchos hemos contribuido (he de incluirme en esta vergonzosa generalización) cuando hacemos cosas tan simples y tan estúpidas como tirar un chicle, un envoltorio de confite o un volante de esos que nos dan en la calle, justamente donde no debe estar, en el suelo.
La municipalidad tiene gente que trabaja en estas cosas, barrenderos, recogedores de basura, y muchos que tratan de mantener Chepe aunque sea un poquito más limpio, pero hay lugares donde definitivamente parece imposible.
Las noches en que pasa el camión recolector de basura, caminar por la Avenida Central es una pesadilla, por varias razones: Las montañas de basura de los restaurantes, tiendas y demás comercios ocupan la tercera parte del espacio transitable. Los indigentes hacen fiesta abriendo, escarbando y revolcando esta basura, dejándola tirada alrededor de los mismos basureros. Y finalmente el fétido aroma del camión, termina de desmotivar al que lamentablemente camine cerca.
Zonas aledañas al Mercado Central, Mercado Borbón, Antiguo Registro Civil, Paso de la Vaca, Avenida 6 y Calle 8, rebosan de cáscaras y restos de vegetales en descomposición, favor que nos hacen los vendedores ambulantes que sencillamente lo que no se vende lo tiran al suelo y luego la muni que vea a ver qué hace.
La basura es un problema recurrente de todas las zonas urbanas, especialmente en ciudades como Chepe donde el sistema de recolección carece de aspectos tan básicos como clasificación de los deshechos para su adecuado tratamiento (reciclaje por ejemplo), sitios específicos para su depósito y recolección, o cultura ciudadana, para empezar.
Pero usted y yo podemos hacer algo por Chepe. Si va caminando, en carro o en bus, no tire papeles, envolturas, colillas de cigarro, botellas, chicles, vasos desechables, cáscaras y demás desperdicios sólidos al suelo, caños o aceras. Haga el esfuerzo, camine 100 o 200 metros más, y probablemente en ese trayecto encuentre por lo menos un basurero.

¡PONGA LA BASURA EN SU LUGAR!


martes, 26 de junio de 2007

Tinieblas Chepe

· 5 Opiniones

Si alguno de ustedes tuvo la oportunidad de andar por Chepe Centro la noche del pasado 19 de abril después de las 8 de la noche, como dicen por ahí, probablemente "la vio fea".
Total nunca se supo de quién fue la culpa, si del transformador que voló en mil pedazos, o de los ovnis, o fue un complot, o la Madre Teresa. Y poco importa ya, si al mejor estilo tico, la mayoría ni se acuerda, pero este peatón si lo tiene bien presente.
Imaginen mis estimados lectores, que el centro de Chepe ya tiene zonas "peatonalmente inseguras" en las noches debido a que la falta de iluminación es cómplice perfecta de los hampones (aunque la palabra les queda grande) para cometer toda clase de fechorías contra algún(a) despistado(a) que se le ocurra la brillante idea de pasar caminando por "sus dominios". Ahora tome esta zona oscura, y extiéndala por toda la ciudad gracias al bello apagón nacional, y obtendrá la mezcla perfecta de presa, falta de semáforos, paradas de buses abarrotadas, gente tirándose a media calle, esquinas repletas de gente que pretendía (en sus sueños) conseguir un taxi, y desde luego, los asaltantes y carteristas que no desaprovecharon la oportunidad para hacer su agosto en pleno abril.
Debo admitir que las cuatro cuadras que tuve que caminar esa noche por la avenida segunda no fueron para nada placenteras. Todo lo contrario. Y debo admitir también que topé con la suerte de que mi parada de buses estaba cerca. No quiero imaginar las congojas que pasaron los pobres peatones que tuvieron que ir a buscar su autobús a los alrededores de la plaza de las Garantías Sociales, Parque Central, La Merced, paradas de Tibás, Alajuelita y otras similares.
Mi solidaridad con los que no corrieron con la misma buena suerte que yo.

¿Alguien más la vio fea esa noche? Espero sus comentarios.


miércoles, 20 de junio de 2007

Viajando en Sauna

· 10 Opiniones

A todos nos ha pasado, y en estas épocas del año la experiencia se vuelve más frecuente.
Bajo el más torrencial de los aguaceros toca caminar medio Chepe para abordar el bus que nos llevará "pronto" a nuestro destino. Luego de hacer 20 minutos de fila con el diluvio a todo dar, finalmente ingresamos a nuestro transporte.
Si tenemos mucha suerte, nos tocará ir sentados, con el pantalón mojado de las rodillas para abajo y el paraguas o sombrilla entre las patas. Si lleva salveque o algún tipo de bolso o similares, irá en los regazos. Si vamos de pie, ni modo, a aguantar las vueltas y correrse para atrás, coolaboramos siguiendo la doble filita.
Casualmente en estas ocasiones el chofer parece tener una capacidad extraordinaria para meter dentro del bus en promedio unas 10 o 15 personas más de la capacidad supuestamente autorizada.
Cuando la nave arranca con las escobillas en turbo empieza la verdadera diversión. La respiración acelerada y caliente de 65 personas en un bus con puertas y ventanas cerradas para que no se meta el agua inicia su maravilloso proceso de condensación en todas las ventanas, las cuales desde luego empiezan a sudar. Por allá alguna parejilla cursi se escribe mensajitos con los dedos sobre el vidrio empañado, otro limpiará con la mano o la manga de la camisa para poder ver para afuera. Los demás nada más sentimos los grados celsios subir a 26, luego 27, 28, 29...
Una gota de sudor baja por la frente, luego otras 40. Si no fuera tan apretado me quitaría la chaqueta que traía puesta cuando me monté en la lata. Todo mundo se vuelve a ver con esa mirada semi-indiferente. Vuelven a ver las ventanas como suplicando que sea alguien más quien abra aunque sea una. Pero no sucede. Una ventana abierta con delicioso y refrescante aire frío significa también chorros de agua cayendo sobre alguien más.
Tras unos 30 minutos en la presa que también suelen generar las lluvias tropicales de nuestra Tiquicia, llega el momento cúspide del Sauna-Bus, donde, al mejor estilo de los anuncios de televisión, ya he perdido dos tallas, y decido que me vale un pito el vecino, y a como puedo me quito la chaqueta. Se refresca un poco pero el alivio dura si acaso 5 minutos.
Finalmente tras 45 o 60 minutos de viaje, llegamos a mi parada, donde hago malabares y acrobacias para pasar en medio de la gente que colaboró siguiendo hacia atrás. 2 minutos después estoy fuera del bus. Caliente y sudoroso expuesto a la lluvia y el aire frío, con las piernas empapadas y sin chaqueta. De un bus a 28°C a un exterior de 19°C en menos de 20 segundos.

Y luego preguntan que por qué ando resfriado.


PD. Buenas noticias... estamos estrenando dominio! Ahora pueden ingresar a leer las crónicas de este peatón en www.chepecentro.com :)

miércoles, 13 de junio de 2007

Marito Mortadela

· 32 Opiniones


Ññññññññeeeeeeeeeeee!!!!!! Ññññññññeeeeeeeeeeee!!!!!! Ññññññññeeeeeeeeeeee!!!!!! clin-clin-clin-clin-clin-clin-clin
La guitarrita suena en un ritmo casi constante acompañada por su canto inentendible... Trata de decir algo, pero lo único que se entiende es un "ñññeeeeeeee" que repite todo el día en su pedacito de acera en la Avenida Central.
Es Marito Mortadela. Quien no lo conozca, es porque nunca pasa por Chepe. Es uno de esos personajes de todos los días que uno ve al pasar. Sería un crimen dedicar este blog a hablar de Chepe Centro y no mencionar siquiera al querido Marito Mortadela.
Es un personaje divertido, incluso querido por la gente. Absolutamente inofensivo e introvertido, vive en su mundo, cantando una canción que sólo él conoce.
Pero pocos saben algo de él, más allá de verlo todos los días serenateando a la ciudad.
Su nombre es Mario Bolaños Quirós, nació en 1948, vive en Los Cuadros, Guadalupe, y su historia es más bien triste.
Si bien se acerca a los 60 años, su edad emocional es de 14 años. Al parecer, cuando tenía esa edad fue que murió su madre, hecho que él nunca superó, y se quedó estancado, como varado en el tiempo. Actualmente vive con su hermana y tiene más de 40 años de pedir limosna en las calles. Asegura que le canta a su mamá que está en el cielo.
Antes pasaba en las aceras de las paradas de los buses a Guadalupe, sobre la avenida tercera, pero eventualmente se mudó a la Avenida Central, donde es fácil encontrarlo siempre sentado, hecho un puño, en los bajos de la Librería Lehman o de la Tienda Carrión. Rara vez se sienta en otro lado. Llega todos los días cerca de las 9 o 10 de la mañana y se va como a las 7 u 8 de la noche. Saluda a quienes le hablan, aunque dice poco en realidad. A veces la gente lo molesta o le juega bromas, incluso algunos chapulines inescrupulosos le roban sus pocas monedas, pero los vendedores de lotería y periódicos que están cerca lo defienden.
Entre tanto, Marito sigue en su mundo, donde solo existen él, su balde blanco y su guitarrita.
Si pasa por ahí, regálele una moneda de vez en cuando.

jueves, 7 de junio de 2007

Ciudad de Nadie

· 4 Opiniones

Leímos hace algunos días en los medios un reportaje que nos cuenta que Chepe ha sido tomado por indigentes y ladrones. Curioso que la gente lea esto y se escandalice.
Chepe Centro hace rato es un lugar de cuidado, donde uno debe tener ojos en la nuca para poder caminar por ciertos lugares. En general toda la zona al norte del Mercado Central hasta llegar al Museo de los Niños (antigua "peni" que tanta falta nos haces) es cuna de maleantes, piedreros y los clásicos borrachitos.
La foto adjunta la tomé un lunes poco después de las 8 de la mañana en la zona llamada "el refuego" en avenida 1era entre calles 8 y 10.
Nuestro alcalde, "Juanito" Araya, asegura en su entrevista que todo se va a solucionar con los nuevos boulevares. Este respetable caballero responde en todas las entrevistas que la solución a todo es "peatonizar" más calles y avenidas.
Al mejor estilo de Santo Tomás: "ver para creer"... Mientras tanto, evite pasar por ahí, y si tiene que hacerlo, vaya acompañado(a) y agarre bien la bolsa. :)

miércoles, 16 de mayo de 2007

Un alto en el camino

· 13 Opiniones

A toda la gente que me ha visitado últimamente y me han mandado correos...
He tenido el blog un poco abandonado por razones de estudio y trabajo. Si todo sale según lo planeado, la próxima semana volveremos a la normalidad. Agradezco a tod@s sus comentarios, sugerencias y apoyo. El blog es un hobbie que afortunadamente agrada a bastantes, y aunque Chepe Centro puede mejorar, todavía no está perdido.

Saludos!

jueves, 19 de abril de 2007

Se quieren llevar el correo!

· 17 Opiniones


Patrimonio histórico, arquitectura única, un edificio que ha sido declarado de interés turístico y mil cosas más. El edificio de Correos de Costa Rica es una joya en medio de nuestro querido Chepe Centro, y esperaremos que siga ahí por muchos años.
Pero por bonito que es, parece que nuestro amigo Johnny Araya le tiene el ojo puesto, y quiere convertirlo en alcaldía, y mandar a Correos de Costa Rica a la avenida 10.
Soy usuario del sistema de correos desde hace más de 10 años. Poseo un apartado postal que reviso al menos una vez por semana, donde me llegan desde los recibos y estados de cuenta, hasta ocasionales cartas y postales de amigos y familiares en el extranjero (no todo es por e-mail) y ocasionalmente uno que otro paquete.
Lo cómodo del edificio, el ritual de ingresar y ver entre las miles de pequeñas cajitas, buscando la que corresponde a este servidor, sacar la llavecita y abrir esa ventanita al mundo (o a los recibos) tiene su toque de magia, y ya que me queda bastante cómoda su ubicación en pleno centro de la ciudad, puedo gastarme anualmente esos poco más de cinco mil colones que cuesta el arrendamiento.
Pero ahora quieren agarrar mi ventanita y llevarsela al otro lado de la ciudad, adonde yo nunca voy, por donde nunca paso y donde me queda totalmente atravesado, ya que tendría que tomar un bus para llegar allá. Ya no podría visitar el Café del Correo mientras leo una postal o una carta de algun amigo que vive lejos y no podría sentarme tranquilamente en sus pasillos mientras reviso mi correspondencia.
Sería una pena que se lleven este tradicional servicio a un sitio tan incómodo para tantos usuarios (nacionales y extranjeros). Esperamos que la lucha por evitar que esto suceda triunfe, pero de no ser así, ya no tendré oportunidad de visitar mi casillero 12152-1000, San José, y no tendré más opción que retirar el servicio y conformarme con el impersonal e-mail...

miércoles, 18 de abril de 2007

Como en el abandono...

· 1 Opiniones

Hola a mis amig@s visitantes...
Disculpas por las últimas semanas en que casi he abandonado el blog. Si alguno de ustedes estudia en una U privada sabe que en estas fechas termina cuatrimestre y que es pesado el final de los cursos. Pero ya vamos saliendo, y podemos venir un rato más por acá.
Gracias por sus comentarios y correos.

Saludos!

PD.
La foto incluida corresponde a un mendigo que casi siempre está sentado en la grada de esta casa, al costado sur del Hospital Blanco Cervantes. Tiene años de andar por estos rumbos.

lunes, 9 de abril de 2007

De regreso a la ciudad

· 4 Opiniones

Bueno. Unos merecidos días de descanso y lejos de la ciudad son capaces de renovar a cualquiera. A pesar de que cuando era carajillo, en mi familia siempre eran de la convicción de que la semana santa no es para pasear, y cosas así, y que por alguna extraña razón he mantenido ese dogma por años, esta vez decidí sencillamente largarme unos días de Chepe, aunque fuera para ver al mismo montón de gente en una playa. El cambio de ambiente es bueno. Y de los días que pasé de regreso, sencillamente no me dio la gana conectarme a internet. Decidí quedarme offline durante casi 10 días, pero ya estamos de regreso. Así que un buen saludo a tod@s l@s que se dan una vuelta por estos rumbos, y a continuar con las pilas recargadas.

martes, 27 de marzo de 2007

Ciudad de Zanates y Palomas

· 9 Opiniones

Cuatro anécdotas.
1- Hace unos años mi papá breteaba en uno de los edificios que están en pleno centro de Chepe, ahí por la Avenida Central. Entre las cosas interesantes de su oficina es que tenía una gran ventana que podía abrirse. En sus escasos ratos de ocio, se dedicaba a observar a la gente pasar abajo. En esos ratos se vió que a esa ventana llegaban algunos pajaritos, así que se le ocurrió la idea de poner ahí frutas y semillas de vez en cuando para que los pájaros llegaran a comer. Su decepción no pudo ser mayor. Puros zanates era lo que llegaban.

2- Eran esos días de finales de diciembre, y quedé de verme con mi novia en San José para salir. Como era una ocasión especial, andaba estrenando una elegante camisa de vestir negra, que me hacía lucir más elegante de lo que ya soy (ejem...). Me llamó para avisarme que venía 15 minutos tarde, por lo que decidí ir a sentarme a la Plaza de la Cultura a esperarla. Tenía 2 minutos de estar sentado en una de las bancas cuando desde algún lugar del cielo una tibia y caldosa cuita de paloma descendió para aterrizar justo en mi hombro. Tuve que comprar otra camisa.

3- En el patio de mi casa cuando vivía en Desamparados, dos gorriones hicieron su nido. habían 3 huevos y los pajaritos hacían turnos para empollarlos. Decidí seguir de cerca el proceso de incubación. Una mañana cuando revisé el nido sólo quedaba uno de los 3 huevos. Me dió lástima por los pajaritos, pero ellos se dedicaron a cuidar al único huevo que les quedaba. Al cabo de varias semanas, por fin se rompió el cascarón y salió el polluelo. Era un zanate.

4- Hace un mes, un sábado, cerca de mi casa vi que un gato tenía algo atrapado y lo iba a matar. Espanté al gato y rescaté al pobre pájaro. Era una paloma de castilla o paloma doméstica, como las de la Plaza de la Cultura. Estaba herida y no podía volar, así que a como pude la agarré con cuidado y me la llevé para la casa. Ahí la puse en el patio y hasta tomé una caja de cartón y le hice una "casita" para protegerla del frío. Le puse agua y comida y decidí cuidarla hasta que se repusiera. Incluso le puse nombre: Toña, ya que la caja era de cerveza Toña nicaragüense. El animalito se curó, y eventualmente nos convirtió todo el patio en un cagadero, hasta que decidí llevarmela afuera y soltarla para que volara y deshacernos de ella. En efecto se fue. Ahora llega todos los días a cagar al patio de mi casa.


Estas aves urbanas han llegado a ser consideradas verdaderas plagas. Atentan contra las arquitecturas con sus excrementos, y erradican a otras especies de aves. Se les llama "ratas voladoras" y Chepe Centro está hasta las orejas de ellos.

sábado, 24 de marzo de 2007

Nos vemos en BK Palace...

· 5 Opiniones

El que nunca haya dicho esta frase o se la hayan dicho, o está jetoneando, o no es de Chepe.
Hay detalles curiosos de la idosincracia y de la pseudo cultura urbana que nos formamos. Los puntos de encuentro en la ciudad son uno de ellos.
En tiempos pasados recuerdo que mi abuela siempre se encontraba con mi abuelo en el parquecito de La Dolorosa. Hoy en día uno se sienta ahí 5 minutos y lo dejan desvalijado casi sin que se dé cuenta. Las gradas de la Catedral eran otro punto común de encuentro, pero ahora que tienen rejas y pasan cerradas gran parte del tiempo, no es un sitio tan común. El Parque Central era otro, y en general todos los parques (La Merced, La Soledad, Parque España). Muchos de ellos eran lugares donde la gente quedaba de verse. La delincuencia, la lluvia, el sol y otro montón de factores fueron desplazando estos lugares. Hoy la gente prefiere encontrarse en sitios como este, la entrada de la BK Palace, antiguo cine Palace, en pleno corazón de la capital. Al parecer un lugar techado y donde si les da hambre pueden pasar a comerse algo, es más prodctivo. Igual sucede con la McDonalds de la Plaza de la Cultura.
Que ironía que los dos puntos de encuentro más comunes en la capital son justamente dos restaurantes de comidas rápidas.

jueves, 22 de marzo de 2007

Cadena de Rarezas

· 5 Opiniones

Este post no está relacionado con Chepe Centro, ciudades ni arquitecturas o calles. Es más bien acerca del autor de este blog. Se trata de una cadena de rarezas que me llegó por parte de Manda Güevo, y se trata de mencionar seis rarezas o detalles curiosos acerca del autor del blog, y luego pasar el reto a otros 6 blogueros.

Así que aquí van 6 rarezas acerca de este servidor:
  1. La única vez que me he aventurado fuera de las fronteras de nuestra querida Tiquicia, me fui de ilegal a Chontales para una semana santa. Para pasar sin papeles lo único que tuvimos que hacer fue soltarle como $10 a los guachimanes que estaban en la frontera.
  2. A pesar de que escribo acerca de Chepe, en realidad vivo en Cartago, pero tengo que atravesar Chepe Centro todos los días para llegar al trabajo. Originalmente soy de Desampa.
  3. Estudié en un colegio católico, cuyo mayor logro fue hacerme perder la fe. Saliendo de ahí lo primero que hice fue dejarme crecer la greña para abajo de los hombros.
  4. Mi plan de vida original era meterme a algún programa de intercambios, irme a estudiar a algún país, ahorrar plata y luego irme de mochilero por Europa o algún lugar por tiempo indefinido. Apenas conseguí mi primer brete en serio se me quitó lo chancletudo. Actualmente trabajo para una multinacional.
  5. Fui baterista de un grupo llamado "Amor Telaraña". El grupo fue un fracaso, y cuando me robaron la batería abandoné mi carrera musical. Hoy podría estar de gira con una banda de rock. Nunca lo sabré.
  6. Varias veces he pensado abandonar Tiquicia para irme a buscar mejor vida a otro lado. A veces me agüeva demasiado ver lo hecho mierda que está este país. Una única vez hasta consideré irme de mojado a gringolandia. La idea me duró una semana. Todavía a veces me dan ganas de dejar todo botado.
Bueno, estas rarezas tal vez no sean tan raras, pero son detalles curiosos que casi todo mundo desconoce de mí. Ahora le voy a pasar este reto de las 6 rarezas a:
Suerte con sus rarezas!

Related Posts with Thumbnails

Suscríbase

Ingrese su dirección de e-mail:

Y reciba en su correo una notificación cada vez que ChepeCentro.com es actualizado


Seguidores

Se produjo un error en este gadget.

Patrocinadores