miércoles, 20 de junio de 2007

Viajando en Sauna

·

A todos nos ha pasado, y en estas épocas del año la experiencia se vuelve más frecuente.
Bajo el más torrencial de los aguaceros toca caminar medio Chepe para abordar el bus que nos llevará "pronto" a nuestro destino. Luego de hacer 20 minutos de fila con el diluvio a todo dar, finalmente ingresamos a nuestro transporte.
Si tenemos mucha suerte, nos tocará ir sentados, con el pantalón mojado de las rodillas para abajo y el paraguas o sombrilla entre las patas. Si lleva salveque o algún tipo de bolso o similares, irá en los regazos. Si vamos de pie, ni modo, a aguantar las vueltas y correrse para atrás, coolaboramos siguiendo la doble filita.
Casualmente en estas ocasiones el chofer parece tener una capacidad extraordinaria para meter dentro del bus en promedio unas 10 o 15 personas más de la capacidad supuestamente autorizada.
Cuando la nave arranca con las escobillas en turbo empieza la verdadera diversión. La respiración acelerada y caliente de 65 personas en un bus con puertas y ventanas cerradas para que no se meta el agua inicia su maravilloso proceso de condensación en todas las ventanas, las cuales desde luego empiezan a sudar. Por allá alguna parejilla cursi se escribe mensajitos con los dedos sobre el vidrio empañado, otro limpiará con la mano o la manga de la camisa para poder ver para afuera. Los demás nada más sentimos los grados celsios subir a 26, luego 27, 28, 29...
Una gota de sudor baja por la frente, luego otras 40. Si no fuera tan apretado me quitaría la chaqueta que traía puesta cuando me monté en la lata. Todo mundo se vuelve a ver con esa mirada semi-indiferente. Vuelven a ver las ventanas como suplicando que sea alguien más quien abra aunque sea una. Pero no sucede. Una ventana abierta con delicioso y refrescante aire frío significa también chorros de agua cayendo sobre alguien más.
Tras unos 30 minutos en la presa que también suelen generar las lluvias tropicales de nuestra Tiquicia, llega el momento cúspide del Sauna-Bus, donde, al mejor estilo de los anuncios de televisión, ya he perdido dos tallas, y decido que me vale un pito el vecino, y a como puedo me quito la chaqueta. Se refresca un poco pero el alivio dura si acaso 5 minutos.
Finalmente tras 45 o 60 minutos de viaje, llegamos a mi parada, donde hago malabares y acrobacias para pasar en medio de la gente que colaboró siguiendo hacia atrás. 2 minutos después estoy fuera del bus. Caliente y sudoroso expuesto a la lluvia y el aire frío, con las piernas empapadas y sin chaqueta. De un bus a 28°C a un exterior de 19°C en menos de 20 segundos.

Y luego preguntan que por qué ando resfriado.


PD. Buenas noticias... estamos estrenando dominio! Ahora pueden ingresar a leer las crónicas de este peatón en www.chepecentro.com :)

10 Opiniones:

jose pablo dijo...
21 de junio de 2007, 02:33  

Que buen post Fallitas, de verdad que el 80% de la poblacion va igual que las vacas en los camiones ganaderos, mientras que el otro 20% va en su carro ocupando el 80% del espacio de la calle, osea al reves.
Ojala en el futuro todo cambie, pero hacer entender a los conductores que de los dos carriles increiblemente congestionados les van a quitar uno para que solo pueda pasar el bus o tranvia va estar muy muy complicado.

Marie dijo...
21 de junio de 2007, 03:00  

Fantástico post Fallitas…

El mejoramiento del transporte público debería de ser primordial (e.g poner más buses) y tallar a los choferes para que no metan más personas de lo permitido en un bus en especial si es para una larga distancia y bajo un torrencial aguacero!!!

Qué sueño sería si de verdad algún día existieran tranvías en la ciudad, con tanto espacio, más barato y muy seguros. Pero en fin la esperanza siempre queda.

P.D.: ¡Felicitaciones por el nuevo dominio! Ya lo puse en mi blog…

Marielos

ev dijo...
21 de junio de 2007, 15:11  

Falta la versión femenina de la sombrilla que se nos vuelve al revés al entrar al bus, la minifalda y la estatura que no dan para el primer escalón en que cuesta tanto subirse y de la que por supuesto agradece el vecino siguiente la vista a las panty que no dejan ver nada. Luego las miradas de los caballeros y el rótulo que dice “aquí sobran caballeros lo que no hay es asientos”. Increíble. No tiene que ver exactamente con el sauna pero se puede sumar a la situación expuesta por ti. Las ventajas de que lo aticen a uno con “$80” cada vez que hay que llenar el tanque del carrito propio sin aire acondicionado. Igual me mojo, pero me transpiro solo a mi misma.

Norochj dijo...
22 de junio de 2007, 08:43  

Excelente blog Fallitas! es la primera vez que lo visito, mae, de hecho, siendo yo un ser urbano me agrada la idea tuya de ir explorando Chepe, Chepe es una ciudad en decadencia, pero lo exitante es la forma en que decae, como toda ciudad, es una ciudad llena de misterios e historias, pero que te puede comer vivo si no andas con cuidado! Ojala nuestro San Jose querido pueda mejorar, y sacar tanto delincuente y promover la limpieza y el orden, costara eso si, porque la cultura aqui alcanza para robarse la plata, lamentablemente. Te invito a visitar mi blog EL CHINCHORRO por si le interesa ahi ver videillos vacilones y otras carajadas

Michael dijo...
23 de junio de 2007, 08:27  

Como siempre excelente!!

Homo surfus dijo...
24 de junio de 2007, 10:04  

En el blog de Playas del Coco hay un jodión llamado Francisco Pacheco que nos tiene amenazados con demandas y con mover sus influencias en Racsa para dejarnos en el limbo (aunque ya Ratzinger eliminó esta aduana), todo por oponernos al tipo de desarrollo costero y a la explotación de la mano de obra nica. Incluso dejó entrever mandarnos unos sicarios. Por este medio les solicitamos colaboración para defender un blog independiente y protector de nuestra naturaleza e idiosincracia.

Estar Guar - Las Nius dijo...
25 de junio de 2007, 08:07  

Les invitamos a ver entrevista con la "Niña Ely", en Estar Guars

Kamy dijo...
27 de junio de 2007, 16:39  

Jaja, hace mucho no recordaba mis anecdotas del bus. Ahora viajo en carro Gracias a Dios, cosa que no deja de tener inconvenientes claro esta, como los aumentos de gasolina y las presas entre otros.

Ahora que recorde mi paso por el mundo de viajar en bus, se me vino a la nariz ese "peculiar olor" que se forma en el bus despues de 10 minutos en esas circunstancias. Definitivamente seguire pagando el capricho que vale la gasolina en nuestro querido Costa Rica.

PD: Todas las entradas estan geniales! y Muchas Felicidades por estrenar domio.TQM

Amorexia dijo...
28 de junio de 2007, 15:18  

Lo peor es cuando te agarra gripe con tos, y te da un ataque de tos de pánico en el bus! Dios, uno solo se quiere morir!

Venus dijo...
20 de octubre de 2009, 07:07  

Guacalaaaaaaaaaaa! me da tanto asco eso, y la gente que le pasa la mano al vidrio +o(
Lo mas que se puede hacer es cerrar los ojos, ponerse los audífonos y rezar para que el viaje termine pronto!

Related Posts with Thumbnails

Suscríbase

Ingrese su dirección de e-mail:

Y reciba en su correo una notificación cada vez que ChepeCentro.com es actualizado


Seguidores

Se produjo un error en este gadget.

Patrocinadores