miércoles, 28 de febrero de 2007

Estos buses son una mierda

· 14 Opiniones

Siguiendo la línea de mi publicación anterior, vamos a conversar del fabuloso servicio que provee el transporte público interurbano de nuestra ciudad capital, particularmente los buses de Sabana Cementerio, Cementerio Sabana y Estadio Sabana.
Quien nunca se ha montado en estas bellas latas, no puede decir que ha experimentado Chepe Centro a plenitud. Los brincos, frenazos, choferes insultando a otros conductores, o bien a los pasajeros. Picando en pleno Paseo Colón, o estresandose porque la pobre doñita de 72 años, tras de que le paga con tiquete de adulto mayor (como si eso fuera una clase de estafa o le estuviera pagando con un billete falso) camina lento, y le va a marcar doble en la nueva "barra contadora electrónica".
Y es que en primer lugar, quiero cuestionar, por qué putas llaman a los buses transporte público, si en realidad no es un servicio público. Que yo sepa, servicios públicos son los que brindan las así llamadas "instituciones públicas" (aunque eso también es cuestionable). Los buses son un servicio más que privado, y como negocio privado, a los únicos a los que les interesa beneficiar es a los dueños o accionistas de las empresas que tienen dichas concesiones. Concesiones que, dicho sea de paso, son como un contrato matrimonial... para toda la vida.
Desde que era un carajillo y la lata de Sabana cobraba 5 cañas soy usuario de Transcesa (Transportes Cementerio Sabana S.A.) y el servicio no ha cambiado mucho. Ya son más de 15 años utilizando dichas latas casi a diario, pues he tenido la suerte de que mis centros de estudio y de trabajo han quedado casi siempre en los alrededores de La Sabana. ¡15 años!
Desde choferes desconsiderados, unidades sucias, horarios irregulares, hasta buses saturados tipo lata de sardinas, carterazos dentro de las unidades y choferes que no paran "porque ya van a guardar".
La crisis de los hidrocarburos trajo una nueva estrategia: Anteriormente se enviaba una unidad cada 10 minutos. Esto eran 6 viajes por hora. Ante el incremento de los costos del diesel, los amables empresarios decidieron ahorrarse al menos 3 viajes por hora, por lo que ahora las unidades pasan cada 20 o 30 minutos. Imagínese usted esperando 20 minutos en hora pico a la mitad de una fila que ya mide 30 metros, y llega un bus que ya va lleno. El chofer se las ingenia para meter unas 10 personas más, las otras 50 en la fila, esperaremos otra media hora.
Pero no se preocupe. Si bien a veces los trámites en este país tienden a ser lentos y la gente perezosa, y tiene una queja contra el servicio de estas unidades, puede llamar al teléfono 222-9084, o mejor aún, remitir su queja por escrito a la señora Sineida Muñoz o bian al señor Hugo Fernández, gerente de la empresa, al correo electrónico transcesa@ice.co.cr o bien al fax 258-1506. Su queja debe llevar su nombre completo, firma y número de cédula, para que se le de el seguimiento, y para que si no es atendida, usted la pueda presentar a la ARESEP. Luego no digan que no sabían dónde o cómo quejarse.

miércoles, 21 de febrero de 2007

Manolo's huele a mierda...

· 16 Opiniones

Tal vez haya pasado por ahí alguna vez. Quizá, como yo, se haya tomado un café o una birrita. Es un lugar interesante, y hasta declarado sitio de interés turístico, razón por la que pasa abierto las 24 horas.
Se trata de Manolo's en plena Avenida Central de Chepe entre calles 0 y 2, y es conocido también como Manolo's restaurante o Churrería Manolo's.
Fui por primera vez carajillo con mi tata a almorzar, y cuando fui dueño de mi plata pasé un par de veces.
Esta sería una bonita referencia, como otras que hago aquí, pero por hoy le vamos a poner tinta de queja. Si ha visitado este lugar durante los últimos años, habrá notado el particular aroma fecal que se desprende en toda el área destinada a que los clientes consuman sus alimentos. En pocas palabras, huele a mierda!
No se si será el tanque séptico del lugar, no se si será alguna alcantarilla que pasa al frente o debajo del local. Incluso hay un par de rejillas en los adoquines justo a la entrada del restaurante, y he pensado en culparlas por el escape del fétido aroma. Pero el resultado es el mismo. No se puede comer en un lugar donde el aroma de su comida se mezcla con el inconfundible olor a caca.
No comprendo cómo un lugar donde esta insalubre condición puede ser declarado como de interés turístico, y peor aún, como usualmente se ve lleno de turistas sentados en sus mesas. No comprendo como la Municipalidad de San José, o el ICT, o el Minae o quien sea no hayan hecho nada en años para solucionar este problema.
De momento, ya lo saben, no vayan a Manolo's.

viernes, 16 de febrero de 2007

Como quien va para el Pacífico...

· 10 Opiniones

El arte de ubicarse en Chepe Centro
De esta esquina agarre 700 metros como quien va para el Pacífico, ahí doble a mano derecha y donde quedaba canal 7, al frente pregunta y llega.
Algo así más o menos fue la dirección que me dieron una vez buscando una talabartería, que dicho sea de paso ya no existía.
Es una maravilla ubicarse en Chepe Centro. Se requieren años de experiencia y conocimientos profundos de dónde era que quedaba "x" lugar que dejó de existir hace décadas y cuáles son los nombres extraoficiales de los sitios de referencia.

Les dejo este video para que se entretengan:

miércoles, 14 de febrero de 2007

San Calentín... Ni se le ocurra...

· 7 Opiniones

Ahhh que lindo... el día de los enanos morados llegó a Chepe, y no me refiero a las pulguillas de la ultra ni al Sapri-juniors. Si pasan por Chepe Centro verán el montón de bombas (ojo, no bombetas, aunque de esos también hay) rojas y corazones por todo lado.
Los tramos de flores están a reventar. Los vendedores ambulantes ofrecen rosas medio muertas, flores plásticas con olor a sani-pine, tarjetas, peluches y mil chunches más. "Jalmark" está hasta el hocico, hay que hacer fila para entrar, y la sección de confites y chocolates de los supermercados está hasta la madre de gente. Las tiendas de recuerditos y carajadas de esas hacen otro aguinaldillo... diay, quién los culpa.
A mis compas, un par de consejillos para "esta fecha tan especial" de las cosas que mejor ni se les ocurra hacer:
  • Comprar rosas: Esta es la peor fecha para comprar rosas rojas. Le pueden apear hasta 15 rojos por una docena, si no es que más. Un arreglito no le baja de diez papeles, y una pinche rosa cuesta rojo y medio. Lo más irónico es que si le llevás rosas a la novia/esposa, sos un bruto porque te dejaste embollar, y si no le llevás una pinche rosa, sos un tacaño, agarrado y limpio.
  • Salir a cenar: Si usted como la mayoría de los ticos deja todo para última hora y no se le ocurrió reservar en ningún lado... mamó... ahora a ver que hace. Puede irse a cualquier restaurante, ya sea fino, de comida rápida o intermedio. Si se le ocurre ir a un "Mol" va a durar 20 minutos en conseguir una mesa y la jama se le va a enfriar. Lo mismo en cualquiera de comida rápida, solo que esos no van a tener campo en parqueos y las filas en la caja para ordenar serán enormes. Si se le ocurre ser mas finillo e irse a algún restaurante, tome en cuenta que durará por lo menos media hora esperando en fila para obtener una mesa. Una vez que tenga una mesa, puede que le ofrezcan el "menú especial del día" que de paso está carísimo, o bien que duren 20 minutos en tomarle la orden. Cuando por fin haya ordenado, su comida tardará 40 minutos en ser servida. Su mal humor le impedirá disfrutar lo que come, y para terminar de hacerla peor, cuando usted ya esté por terminar su plato, el mesero le preguntará con insistencia si ya puede retirarle (o solo pasa y se lo lleva) o bien empezará a pasar repetidamente por su mesa para hacer presión y que usted se vaya lo antes posible, pues hay gente haciendo la fila que usted hizo hace 2 horas.
  • Comprar chocolates: Cualquier confitería, chocolatería, supermercado o similares, estará tan lleno que será una verdadera hazaña sacar algo. Si para peores se le ocurrió la idea de comprar una bolsa de corazones de chocolate, olvídelo, esos están agotados desde hace semana y media, por gente que no dejó todo para el final como usted. Y por qué exclusivamente corazones? No es lo mismo llevarle una bolsa de tapitas? Pues fíjese que no, porque los corazones de chocolate suben en este mes un 20% de precio (promedio). Revíse dentro de un año y verá que no es paja.
  • Buscar una tarjeta: Otra misión imposible. Si se le ocurre ir hoy a "Jalmark", Universal, Lehman, o similares, la sección de tarjetas estará hasta la madre de gente como usted, y adivine qué? Solo quedan ya las tarjetas que a nadie le gustan, como las que tienen un muñeco todo polo, las musicales que ya nadie compra, o las que dicen "te quiero mucho por soportar mi mal carácter". No hay ni una sola que diga lo que usted quisiera decir, y después de media hora por fin se llevará una en blanco (a ver si se le ocurre algo romántico que escribir) para descubrir en la caja que costaba como 2 rojos.
  • Comprar un peluche: Además del precio inflado, los peluches estorban, punto. Uno regala un osito o lo que sea, y se ve muy lindo los primeros días. Luego va a dar a un cajón o con suerte encima de la cama junto con los 453 peluches que ya habían ahí. Terminará lleno de polvo, y eventualmente en manos de un buzo de Río Azul. Y no se agüeve, que la cajita o blosita para empacarlo puede terminar saliéndole más cara que el peluche mismo.
  • Ir a un motel: Pésima idea. Piense que es muy probable que otras 4.000 parejillas calenturientas tengan la misma genial idea para quitarse el colerón de las 2 horas en el restaurante. Si aún así desea jugársela o no se piensa quedar con las ganas, aténgase a entrar al motel, dar unas dos vueltas en el carro para encontrar todo lleno, pasar al siguiente motel, y repetir la misma secuencia en 8 moteles diferentes. Al rato depués de una hora o más dando vueltas, a su pareja ya se le hayan quitado las ganas y decidan mejor irse. Depués de todo, ya son las 2 am y mañana toca ir a bretear...

lunes, 12 de febrero de 2007

Esa señora gordota

· 9 Opiniones

Es lo que pasa cuando uno anda metido en sus propias varas. Las cosas cambian y de pronto volvés a ver y zas! Algo apareció, o algo que solía estar se ha ido. Una mañana pasé por ahí, y sencillamente ya estaba. Me acerqué para conocerla, y a preguntarle si estaba perdida. Se ve que es de campo, y tiene mirada como de que anda buscando algo.
Es La Chola, ese mujerón (porque mide 2.10 metros y pesa unos 500 kilos) que parece que se perdió en buscando alguna dirección en Chepe Centro y no hay quien sepa decírsela.
No sé cuándo llegó a Chepe. Está hecha totalmente de bronce y es obra del artista Manuel Vargas. Es todo un espectáculo quedarse un rato a verla. La gente pasa y la saluda, los más chiquitillos le tienen miedo, a los turistas les fascina sacarse fotos con ella. Otros transeúntes le dan la mano, la miran, le tocan una nalga, una teta... de fijo muchos de los que pasan nunca habían visto de cerca un "culote" como ese.
En invierno le chorrea la lluvia, en verano se asolea y se pone calentona, que hasta piropos dicen que se manda. La ví en el festival de la luz con un collar y gorrito navideño. Durante el avenidazo estaba llena de confeti. Para el mundial le encaramaron una bandera de Tiquicia. Ella se apunta a todo.
Me dijo uno de los limpiabotas que es "la doña del mae que está barriendo el Parque Central"... Voy a tener que ir a preguntarle uno de estos días.

viernes, 9 de febrero de 2007

Martín, el músico ciego de la Avenida Central

· 4 Opiniones


Otro personaje urbano, que anoche me encontré de nuevo en Chepe Centro. Sólo sé que se llama Martín, ignoro su apellido.
Al verlo por lo general lo saludo. Lo conocí hace años gracias a un amigo que siempre al pasar le regalaba unas monedas. Su música siempre me pareció fascinante. Tiene pérdida de la vista, está en silla de ruedas y tiene deformada su mano derecha.
Al verlo anoche, una pareja, amigos suyos también, conversaban con él, así que decidí acercarme. Nos contó que es de Alajuela y que vivió muchos años en Guadalupe. Estudió en varios colegios, la universidad, luego se casó y se separó. Es más de lo que alguna vez me pude haber imaginado.
Lástima que a estas personas por lo general al pasar sencillamente las ignoramos, como si del todo no existieran.

martes, 6 de febrero de 2007

Gente de todos los días...

· 4 Opiniones

Vengo caminando por las aceras de Chepe desde hace ya casi 20 años. He pasado por el Parque Central, Catedral, Avenida Segunda, Plaza de la Cultura, Avenida Central (cuando todavía no era boulevard), Edificio del Correo, Mercado Central (helado de sorbetera incluido), y mil lugares más que eventualmente mencionaremos.
Hace unos meses volví a notar a este personaje citadino. No sé cómo se llama ni quién es, pero tiene años aquí. Se trata de un señor no-vidente que pide limosna, por lo general al costado norte de la Catedral Metropolitana. Otras veces se va para la Plaza de la Cultura, o al frente de la Librería Lehman.
Siempre con su megáfono y la misma frase de hace 20 años...
"Dios se lo pague... a toda persona... que de buena voluntad... hoy nos pueda favorecer..."
De fijo tienen que haberlo visto o escuchado!

viernes, 2 de febrero de 2007

¿Y exactamente dónde putas estamos?

· 1 Opiniones

En un país muy muy cercano llamado Costa Rica, en el puritico centro, hay una ciudad, denominada capital, que creció sin planificación alguna, y hoy por hoy se llama San José, pero de cariño le decimos "Chepe".
En un principio (hasta donde conocemos) esta parte del valle central era habitada por los indígenas Huetares, y su primera ciudad que existió fue Garcimuñoz, que quedaba en el lugar que hoy conocemos como Santa Ana. Luego fue construida la ermita que se convirtió en el primer Chepe Centro que en ese entonces se llamaba "Boca del Monte" y nombraron a San José como su patrono. Había nacido "Chepe". Esta ermita quedaba exactamente en lo que hoy es el costado este del Banco Central.
Chepillo creció jugando en barrios tranquilos y coloniales, propiedad casi todos de grandes familias, en su mayoría cafetaleras. Vean si era chiquitillo, que el título de capital lo tenía su hermana mayor, Cartago.
Cuando Costa Rica se independizó en 1821 los entonces 4 hermanillos, Alajuela, Cartago, Heredia y Chepillo se agarraron. A final de cuentas el pleito lo ganaron Chepe y La Liga y se declaró a Chepillo, así carajillo, la capital del país.
Chepillo creció con poca planificación, un poquillo desordenado y acomodandose a las necesidades, por lo que hoy en día las más de 1 millón de personas que pasan por ahí hacen del cantón un caos vial y un problema de contaminación.
Actualmente Chepe está casi deshabitado y es básicamente una ciudad de paso, pero hay proyectos que buscan repoblarla.
Veremos qué sucede.

Related Posts with Thumbnails

Suscríbase

Ingrese su dirección de e-mail:

Y reciba en su correo una notificación cada vez que ChepeCentro.com es actualizado


Seguidores

Se produjo un error en este gadget.

Patrocinadores