sábado, 22 de septiembre de 2007

Pequeño anuncio

· 17 Opiniones

A mis estimables lectores les comunico que por razones personales y de peso, y una situación difícil que afecta en este momento a toda mi familia, tendré que dejar el blog por un tiempo para concentrar todas mis fuerzas en ayudar a quienes más me necesitan ahora..
El pasado miércoles 19 de setiembre el río Cañas que pasa por varias comunidades del sur de San José se desbordó causando muchos daños materiales.
Entre todas las familias afectadas, hay tres, que incluyen a mi madre y hermanos y dos tíos más quienes perdieron sus casas y casi todo lo que había en ellas.
Es un momento en realidad difícil para nosotros, y aunque hay muchas interrogantes aún, tenemos fe en Dios de que de alguna forma lograremos salir adelante en esta adversidad.
Para aquellos de ustedes que crean en Dios, aún si tienen tiempo sin hablarle, o no tienen fe, les agradecemos sus oraciones para que el Señor nos tienda una mano.

Saludos

Mauricio Fallas


lunes, 17 de septiembre de 2007

Hora Pico

· 3 Opiniones


5 de la tarde... hora en que para el 80% de los empleados, públicos o privados, llega ese momento esperado de salir del brete y tomar rumbo (usualmente) a sus casas.
La parte con la que no contábamos, es que esas 8 horas anteriores eran solamente el preámbulo de la hora que sigue, que es quizá la más estresante del día. La hora de atravesar y/o salir de Chepe Centro!

Si como yo, va usted en bus, la verdad absoluta es que no puede hacer absolutamente nada, más que pedirle a Dios que pueda ir sentado(a), que el bus no se convierta en sauna, y que no vaya hasta la madre de gente. En hora pico es muy raro que usted logre 3 de 3 con estas variables.
Una vez abordado el colectivo, ármese de paciencia. Un radiecito, un walkman, lo que sea, que tenga audífonos, sirve para abstraerse aunque sea un poco. Si es bien fino y tiene un iPod o algo así, no sea tan polo(a) de sacarlo como para que todo el mundo lo vea.
Dependiendo de un montón de variables de entorno, podría incluso dormirse. No sé, cosas que van desde asientos aceptablemente cómodos, que no vaya alguien con muy mala pinta sentado a su lado, que la calle no esté llena de huecos (casi imposible), que el chofer sepa manejar decentemente y no vaya frenando de golpe cada 30 segundos... en fin, de verdad es una lista larga de variables. Ustedes agreguen las demás.
En resumen: paciencia! No puede deshacer la presa, no puede apurar al chofer por más ineficiente que sea, no puede bajarse e irse caminando... o bueno, en algunos casos sí. Pero lo más práctico y conveniente es quedarse tranquilo y esperar. Algún día a alguna hora llegará.

Ahora que, si es usted el orgulloso(a) dueño(a) de un carro, y trabaja en los alrededores de la ciudad, quizá tenga la opción de buscar una ruta alterna para ver cómo evita la pega del centro. Si por alguna razón tiene que pasar por pleno chepe, ármese de paciencia, y si bretea en el puro centro, mis condolencias, por tener que caminar por nuestras maravillosas aceras, ojalá debajo de un aguacero y exponiéndose a un cadenazo, hasta llegar al parqueo donde sólo pide al cielo que no le hayan rayado o golpeado la nave, y que no haya un hijuep... que le dejara el carro prensado por parquearse mal.
Una vez que sale del parqueo, recorrerá calles y avenidas, y semáforos que por algún maligno conjuro, aunque están en verde, no hacen que la fila avance. Cuando los minutos transcurran, el calor aumente, la radio grite anuncios monótonos, y el monóxido de carbono inunde sus vías respiratorias, empezará a pensar en todas las rutas alternas que pudo haber tomado antes de darse cuenta que la que eligió después de todo no era la mejor.
Pero no se le ocurra cambiarse hacia esa otra ruta que parece tan buena idea! Es muy probable que otras 250 personas piensen lo mismo que usted y cada uno de sus carros se dirija a esa misma dirección. Y si está en una fila que no avanza y la de la par parece moverse más rápido, tampoco se cambie. La Ley de Murphy dice que en el momento en que usted se cambie de carril, el que acaba de abandonar empezará a moverse.
Mejor siga el plan original, intente no estresarse, y eventualmente logrará salir de donde está, habiendo perdido sólamente 1/4 de tanque y una hora y resto de su vida! (*)




(*) Aplica de lunes a viernes, para el centro de San José o ciudades aledañas. El tiempo de una hora es aproximado, en realidad puede ser mucho mayor!


lunes, 10 de septiembre de 2007

Chepe + Aguaceros = Agüevazón

· 7 Opiniones

Ya anteriormente me había referido a las peripecias de ser un peatón en nuestra bella ciudad durante la temporada lluviosa, cuando hablé del servicio de sauna en los buses.
Pero gracias a las nada escuetas lluvias de las últimas dos semanas, volví a recordar esas tardes citadinas cuando hay que llegar desde un punto A hasta un punto B, y la cantidad de agua que nos cae del cielo es sencillamente digna de una reproducción a escala del diluvio universal varios miles de años atrás.
Y es que Chepe Centro es una locura cuando se vienen los baldazos en serio. No sólamente dentro del transporte colectivo (porque de público no tiene nada), sino en plena calle, con las enormes presas que se arman.
Yo sé que cuando llueve se debe manejar con más precaución, pero no comprendo por qué razón cuando se nos vienen encima las precipitaciones, todo mundo tiene que estresarse dentro de sus carros y manejar como viejitas de 80 años, y guindados del pito como si trataran de descargar sobre la bocina toda la fuerza que quisieran y no pueden meterle al acelerador.
Pero eso es lo más insignificante.
Días atrás salí del brete temprano, como a las 3:30 de la tarde, y llegando a Chepe se soltó la doña de los frescos. Empezó a llover cuando mi bus iba por pleno Paseo Colón, y a partir de ahí la cosa se puso fea. A las 4:30 me bajé de la lata cerca de la Iglesia de La Merced, cuando lo esperable hubiera sido llegar ahí a las 4:00pm.
Los 3 metros que tuve que cruzar desde la puerta del bus hasta la seguridad del techo de cualquier local comercial fueron suficientes para darme cuenta de que mi humilde paraguas no iba a ser suficiente para resguardarme de aquel montón de agua. Si para ese momento a partir de la acera el caudal del caño hacia la calle podía llegar a 1 metro de ancho, tal vez más.
La decisión meditada fue esperar. Usualmente cuando llueve tan fuerte, el aguacero no dura más de 15 minutos.
Cuando ya habían pasado 30 minutos, y la cosa no paraba, decidí buscar otra solución. Tenía que llegar hasta el edificio de la CCSS, y no iba a caminar, ya que sencillamente no se podía.
Un bus de Barrio México me ofrecía la solución por tan sólo 80 colones. La idea fue regular.
El paso de la acera al bus fue lo que me faltaba del paso anterior para quedar lo suficientemente mojado para contribuir con el vapor dentro del bus. En tan sólo 25 minutos llegamos a la Caja (ojo que eran apenas 800 metros, eso nos da una velocidad de menos de 2kmh en promedio). El nivel de estrés ya era suficiente con tener los pies empapados por cruzar el río que había a ambos lados de la avenida 2da, los hombros y piernas también. Los vendedores ambulantes hacen el negocio con los incautos que olvidaron o perdieron su paraguas, y les venden paraguas y sombrillas a mil. Yo tengo dos en casa, y me dió cólera darme cuenta después que el mismo paraguas se consigue en 5 tejas en las importadoras chinas, pero por lo menos ayudé a dos personas a ganarse parte del sueldillo ese día.
Para peores, era el cumpleaños de mi esposa, y teníamos planeado salir a cenar. De hecho me había tomado la molestia de reservar en un bonito restaurante y toda la vara.
La idea era estar ahí a las 7:00, por lo mismo salí temprano del brete.
Como a las 6:00pm apenas iba abordando el bus que me llevaría a casa, y ya empezaba a sospechar que las cosas del todo no saldrían como las había planeado.
Una hora depués el bus apenas había logrado llegar desde Chepe Centro hasta Los Yoses. Mi celular sonó... "le llamamos del restaurante xyz, con respecto a una reservación a su nombre...". "Cancele mi reservación, no voy a poder llegar en por lo menos hora y media o dos".

Para no alargar la historia, llegué a casa después de las 8 de la noche, todavía llovía en puta, y mi esposa y yo terminamos ordenando una pizza.
Cuando llegó el mae en la moto a dejar la pizza me dijo: "Juepuña mi amigo, cómo ha llovido, ¿verdad?"
Ni les cuento lo que me dieron ganas de responderle.


domingo, 9 de septiembre de 2007

Acerca de las Aceras en Chepe

· 1 Opiniones

Bueno, por un montón de razones que no vale la pena ni mencionar, durante las dos últimas semanas he tenido abandonado el blog, pero les agradezco a tod@s sus visitas y especialmente sus comentarios.
Con respecto al tema de las aceras que ha generado un montón de reacciones, entre ellas ideas y sugerencias, y hasta información de gran importancia y utilidad, hace algunos días casualmente la Municipalidad de San José estuvo trabajando en el mejoramiento de algunas, utilizando adoquines que se supone que deberían durar más, y en efecto existe un plan de mejoramiento para las que se encuentran en áreas sobre las cuáles la MSJ tiene responsabilidad. Aún así, la Muni repara otras que en realidad no le corresponden, pero es parte del plan de embellecimiento del casco central, bien conocido como Chepe Centro.
En teoría si usted tiene un local comercial en el centro (o en cualquier lugar) usted debería ser responsable de mantener las aceras en buen estado. Si no lo hace, yo puedo ir y denunciarlo y la MSJ tiene la obligación de llamarle la atención para que usted la repare. Otra opción es que la Municipalidad la repare y le cobre el costo a usted en su recibo de impuestos municipales de ese trimestre. También la municipalidad debe tener inspectores que regulen esto.
Pero desde luego, esto es en el papel, en la teoría. En la práctica las cosas no suelen ser tan eficientes, pero eso no le quita a usted el derecho como ciudadano de presentar la denuncia.

Adicionalmente, gran parte de las aceras en Chepe fueron arregladas y/o ampliadas meses atrás con el proyecto del cableado subterraneo, del cuál hablaremos más adelante.

De momento esperemos que logren arreglar las que faltan, especialmente las que no se encuentran en los sectores más céntricos pero que son igual de transitadas, y sí, en medio de todo estamos mejor que algunos lugares como Heredia Centro, donde en algunas partes no hay acera del todo.

Gracias por seguirnos visitando, sus visitas me motivan a dedicarle su ratillo a este blog de vez en cuando.

PD. Y felicidades al ñiño y la niña que todos llevamos dentro.

Saludos!


Related Posts with Thumbnails

Suscríbase

Ingrese su dirección de e-mail:

Y reciba en su correo una notificación cada vez que ChepeCentro.com es actualizado


Seguidores

Se produjo un error en este gadget.

Patrocinadores